Historia de la empresa

La casa rural se construyó sobre un terreno adquirido a finales del siglo XVIII por Rosario Calabretta, descendiente de una familia de exportadores de cítricos.


Los terrenos estaban inicialmente destinados a la plantación de vid, pero no tardaron mucho en ser dedicados a los cítricos. Un cultivo que desde principios del siglo XIX se convirtió en predominante en esta zona de Sicilia, motivo por el que la zona pasó a llamarse “costa de los limones”.La empresa creció rápido y pronto comenzó a exportar cítricos a Europa y América. La “limonina”, la imagen de la niña disfrazada de limón, nació a finales del siglo XIX para dar publicidad a la venta de cítrico en el mundo y todavía hoy se utiliza para promover la empresas. A lo largo del tiempo la familia Calabretta ha cultivado cítricos siempre respetando la tradición y el territorio. Del antiguo cultivo de la vid aún quedan pruebas. Basta adentrarse en el ala del antiguo lugar donde se producía el vino y donde todavía se conserva el recipiente donde se picaba la uva y la prensa, por entero conservadas.